Tierra de Plasencia
Retajila léxica de l'Alta Estremaúra
babuesa.com
Talaván
 
Genti: 955 hab. Tierra: 99 km2 Fundación: Siglu XII

Palabras: 98 Retajila: Peña Los Castúos, con l'ayúa de Jesús, el de la Crisol y Cele
http://castuos.iespana.es/nuestras_palabras.htm

Aclaracionis: Hemus jundeáu 11 palabras de la retahila original que ya están nel dicionariu de la Real Academia.. La "h" i la "s" implosivas s'aspiran

Achiperre: Conjunto de piezas variadas y distintas que forman una herramienta o utensilio
Acirrutao: Cagado de miedo.
Agilar: Enfilar, empezar a moverse en línea recta.
Aguaíllo: Condumio hecho a base de agua con aceite , vinagre y cebolla picada.
Andromilas: Costumbres muy particulares de una persona.
Andungos: Forma desastrosa de hacer las cosas.
Añurgarse: Atragantarse comiendo o bebiendo.
Argaíllo: Útil artesanal de esparto, que se tendía sobre el lomo de las caballerías y servía para transportar hasta cuatro cántaros de agua y de aceite.
Arganear: Subir a duras penas una pared o una pendiente.
Arruchi: Perdida total , en la ruina.
Atortojar: Aplastar una hembra a su cría recién nacida , bien accidentalmente o durante el sueño.
Azarzavallar
: Correr y saltar sin tener en cuenta los posibles obstáculos.
Basquiña: Saya alargada y oscura que usaron nuestras abuelas.
Bochinche: Trago o cantidad de un líquido que permanece en la boca.
Butreque: Agujero , taladro.
Candanga: Caminata interminable hasta la extenuación.
Carcuezo: Hombre primitivo, tosco, ignorante y de escasa valía.
Carracachón, A: A horcajadas
Castillejo: Especie de cajón hecho de madera donde se metían a los niños pequeños. Mientras la madre cosía en la puerta de la calle, los niños eran pasto de las moscas
Cebique: Trozo grande de pan para merendar.

Chapata: Agujeros o baches de grandes proporciones formados por la lluvia y los barros. Por donde corría el agua en las calles vehículos pesados en caminos y carriles.
Chirichi: De pocas luces, atolondrado y mas pallá que pacá.
Cica, Meter la: Meter la mano donde no debes.
Coletillo: Prenda intima equivalente al sostén de nuestros días.
Cona: Rodaja de corcho que se golpea con el ruque y que juntos formaban uno de los juegos mas bestias que yo conozco.
Corrobla: Grupo, pandilla.
Cuadril: Pieza similar a la anterior que se adaptaba a la cadera y servia para los mismos fines.
Cucar: Bucear profundamente. Buscábamos el saliente de una roca y desde allí no lanzábamos al agua cucando a las mil maravillas. Tambien es aplicable a esta palabra a la costumbre de hacer un agujero en la parte superior e inferior de un huevo aspirando y sorbiendo el contenido Esto era sencillamente cucarse un huevo.
Cuchillejo: Leguminosa silvestre muy tóxica.
Descorrozo: Los últimos restos de algo, lo que ya no es aprovechable para nada.
Desforrifar: Estrujar algo hasta deshacerlo.
Desgalamío: Hambriento , insaciable.
Destanganío: Sin fuerzas , muy cansado.
Embarbascao: Río o embalse de aguas envueltas debido a las lluvias torrenciales.
Embecijón: Empujón, golpe dado con el cuerpo en un afán de llamar la atención del otro.
Embocio: Embotado , mareado.
Embrocar: Inclinar un recipiente para verter su contenido.
Empancinao: Harto de comida , ahíto.
Empapujao: Abotargado por el buen comer.
Endilgar: Pasar a alguien un trabajo desagradable o como se suele decir, “cargarle con el mochuelo.
Engaño: Diversos alimentos para acompañar al cebique.
Enjarmo: Manta raída y polvorienta que se colocaba entre el espinazo de las bestias y nuestras posaderas.
Enjarreta: Cansada , exhausta.
Farragua: Desastrado, mal vestido.
Fusca: Basura, materia inservible que queda en las orillas cuando baja el río.
Galipo: Gargajo, esputo, en fin, me ahorro las explicaciones.
Gandumba: Alto y desaliñado con poca gracia en los andares y con las manos siempre metidas en los bolsillos.
Gargajo: Galipo, mucosidad viscosa que ante riesgo de asfixia debes expulsar como sea.
Gargo: Beber a gargo , sin tocar con los labios.
Gargula: Garganta, tráquea.
Interquedente: Pesado, machacón , empachoso.
Jabarria: Heridas sin forma precisa señal inequívoca de una caída.
Lardina: Robo, invasión de un depredador en una granja o corral.
Licantina: Verborrea interminable y repetitiva, propia de persona muy habladora.
Lingore, A: Llevar en andas a una persona bien por una cogida taurina o por intoxicación etílica al final
Liquio: Neto, único Loar: Manchar , embadurnar gran parte del cuerpo.
Manea: Cadena con la que se traban las patas delanteras de las caballerías.
Manejanta: Se excede en sus obligaciones, lo pone todo patas arriba, vamos, vamos, un torbellino de mujer.
Mansegal: Terreno pantanoso donde los helechos, zarzas y demás malezas invaden todo el espacio y sirven de refugio a toda clase de alimañas.
Mecaito: Ser indefenso por naturaleza, callado y de acusada timidez.
Mezucón: Persona que quiere enterarse de todo y acaba metiendo las narices donde no le llaman.
Moito: Golpe dado en la cabeza.
Morgaño
: Arañas que pueblan los huecos de las fuentes y los agujeros oscuros y húmedos de los albañales.
Paireja: Valla de corta altura que separa dos estancias en el interior de una casa.
Paparreta, De: Tumbarse cuan largo es uno con la tripa, las piernas, los hombros y la cabeza pegadas al suelo.
Paturrango: Letruca propia de párvulos.
Penqueo: Carrera que se le daba a las bestias o trabajo continuado y agotador de una persona.
Perrén: cochinillo, lechón, peladilla, cerdito….
Pinchagato: Este artilugio era simplemente una barra de hierro terminada en punta con forma de arpón
Penenino, De
: Ponerse con los pies arriba y la cabeza abajo. Algunos andaban en esa posición.
Purruleta, De: Estado infantil de descomposición intestinal y de colitis aguda.
Pirfao: Hinchado, inflado. casi siempre de comer demasiado.
Pisquera: Presa o sea, la regadera era más profunda.
Pitera Herida punzante en la cabeza, debido casi siempre a una pedrada.
Pollo mantúo: Se decía esto de la persona que debido a un esfuerzo prolongado sudaba copiosamente.
Regojo: Trozos pequeños de pan que sobran al final de una comida.
Regordo: Churro de grueso tamaño.
Regüetro: Eructo sonoro y descomunal.
Rejilete: Se elegía un palo recto de álamo. Se le colocaba un molinillo de papel en un extremo y una punta afilada en el otro. Una vez acabado, los “más valientes” se lo lanzábamos al toro.
Remostao: Rebozado , manchado en su totalidad.
Remurgo: Desasosiego, molestia o pequeño dolor preludio de males mayores
Rencallo: Macho de cualquier especie con un solo testículo o al que le falta uno.
Renganilla: Niño delgado y calamitoso.
Rente, Al: Al borde o al filo de algún objeto..
Retoro: Boñiga humana de gran tamaño.
Rinrán: Trozo de pan agujereado en el que se deposita un chorrito de aceite y azúcar.
Rodilla: Pieza gruesa circular de trapo que se acoplaba a la cabeza de la mujer y le servía para transportar el cántaro de la Breña a casa sin perder el equilibrio.
Ruque: Palo grueso de olivo o encina con el que se golpeaba una rodaja de corcho. Posiblemente el golf sea una burda imitación.
Santorrostro: Salamanquesa; reptil nocturno que en tiempo de verano decora las paredes más iluminadas.
Segureja: Hacha mediana para cortar leña.
Sesmero: Cabeza grande difícil de cubrir.
Tajo: Banqueta de corcho.
Tarangallo: Estaca que cuelga del cuello de algunos animales y que les impide correr.
Tinto: Cartoncillo superior de las cajas de cerillas que lanzado desde una pared animaba nuestros juegos infantiles.
Torzón: Dolor de barriga producido por un abuso en la comida o una siesta de dos horas de después de un cocido.
Vejino: ¡Estar colorao como un vejino!. Parece ser que respondía a un hongo o bulbo silvestre de color rojo encendido.
Verbajo: Pienso de cereales mezclado con agua que hacia las delicias de los cerdos.
Zampalerma: Paliza.
Zaquilá: Hacer algo en demasía, abundantemente.
Zarrio: Inútil , de poco o escaso valor.
 

babuesa.com ©