Valli d'Ambrós
Retajila léxica de l'Alta Estremaúra
babuesa.com
Casas del Monte
 
Genti: 912 hab. Tierra: 28 km2 Fundación: Siglu XIV

Palabras: 809 Retajila: Manuel González Gómez
http://paseovirtual.iespana.es/congreso/casas.pdf
Aclaracionis: Hemus jundeáu 48 palabras de la retahila original que ya están nel dicionariu de la Real Academia. La "h" i la "s" implosiva s'aspiran

Abangar. Torcer, doblar hacia sí una rama.
Aburar. De a y el latín vulgar burare. Quemar, abrasar.
Acachinar. Mal herir a una persona o animal de tal manera que morirá de la herida producida.
Acarrar. De origen incierto. Resguardarse del sol en el estío, el ganado lanar, uniéndose para procurarse sombra.
Acear. Acedar. Poner aceda o agria alguna cosa. Alterar con acidez el estómago o los humores.
Aceo. Agrio, ácido.
Acetunera. Época y recolección de aceitunas de verdeo.
Acituna. Aceituna.
Acoquinar. Del árabe at-tub. El ladrillo, masa de barro mezclado a veces con paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al aire, que se emplea en la construcción de paredes o muros.
Acostanar..Efecto que produce en las plantas y árboles, el exceso de calor o alguna plaga que ataca con virulencia.
Adacapadre. Desaliñado
Adagio. Del latín adagium. Viejo, andrajoso, despreciable, aplicable con efecto despectivo. Desgracias, disgustos, nada más pasan que adagios.
Agachinao. Persona de columna doblada.
Agatear. Subir por troncos, paredes o cualquier cosa vertical.
Aginaero. Preocupación, disgusto.
Aginao. Angustiado, preocupado.
Aginar. Agobiar, angustiar, preocupar.
Agotar. Guardar el sitio o lugar a alguien.
Aguaera. Armazón de madera, esparto, mimbre u otra materia semejante, con divisiones, que se coloca sobre las caballerías para llevar en cantoras o barriles agua u otras cosas.
Aguanieve. Ave, lavandera.
Aguatisana. Infusión con cualquier tipo de hierba, con fines curativos.
Agüendió. Blasfemia contra Dios
Aguñir. Enganchar las bestias o bueyes al yugo para arar o trillar
Ahogar. Ahogar, estrangular.
Ahondar. Ahondar.
Ahorcar. Ahorcar.
Ahullar. Aullar.
Ahullir. Huir, correr.
Ahumar. Ahumar.
Ajoragao. Planta mustia, lacia, de poco verdor, producido por una ola de calor.
Ajorraero. Lugar por el que se ajorra.
Ajorrar. Del árabe ^yarr, arrastre. Echar, llevar por fuerza gente o ganado de una parte a otra
Ajubardar. Esconder, guarecer, entre piedras, en un rincón.
Alante. Adelante.
Albandero. Aplíquese a los niños, pillos, que están en todas partes metidos.
Albarca. Abarca. De origen prerromano. Calzado de cuero crudo que cubre solo la planta de los pies, con reborde en torno, y se asegura con cuerdas o correas sobre el empeine y el tobillo.
Albelía. Destreza, agilidad, desenvolvimiento.
Alboroque. Del arabe al-buruk, regalo. Agasajo que hacen el comprador, el vendedor, o ambos, a los que intervienen en una venta.
Algarabía. Del árabe al-arabyya, la lengua árabe. Griterío confuso de varias personas que hablan a un tiempo.
Alicantinas. Treta, astucia o malicia con que se procura engañar.
Almaija. Trampa para pájaros, compuesta por palos y piedra, dispuestos de tal manera que cuando el pájaro mueve algún palo cae sobre él la piedra atrapándolo.
Aluego. Luego.
Alunao. Atolondrado, ser inerte, persona que no se entera de nada, vive en otra dimensión.
Amilanar. Intimidar, amedrentar.
Amontonao. Persona que convive con otra sin estar unidos por el matrimonio, suelen ser viudos.
Amosquilar. Refugiarse las reses, huyendo de las moscas, en lugar fresco y frondoso.
Amuela. La expresión en la que se usa es: “no te amuela”, parecido a “no te jode” o “no te digo”.
Amularse. En desuso. Ser o hacerse reacia o inservible una persona o cosa. Enfadarse, enojarse.
Ándalos. Vándalos.
Andancio. Enfermedad epidémica leve.
Andil. Pozo del lagar en el que se almacena la aceituna negra hasta el momento en el que le toca ser molturada.
Andurrial. Paraje extraviado o fuera de camino.
Angarilla. Del latín angaria, acarreo.
Antimas. Tocino de la barriga del cerdo.
Añurgar. Del latín innodicare, añudar. Atragantarse, estrecharse el tragadero como si le hubieran hecho un nudo
Apartador. Que aparta o separa una cose de otra.
Apea. Cuerda o cadena para maniatar las caballerías.
Apegotronao. Pegado, junto, de seres animados.
Apescolao. Torcido, débil, dolorido del cuello.
Apostergar. Quedar atrás, retrasar.
Archiperre. Herramientas, utensilios.
Arical. Arar muy superficialmente.
Arpillera. De origen incierto, francés serpilliere, aragonés sarpillera. Red que se pone debajo de los olivos en la que caen las aceitunas que se varean.
Arraclán. Escorpión.
Arramplar. Llevarse codiciosamente todo lo que hay en algún lugar.
Arrascar. Rascar.
Arreata. Soga que se utiliza para atar y sujetar las cargas a las bestias.
Arrecío. Con frío en el cuerpo.
Arrecoger. Recoger.
Arregazar. Recoger las faldas hacia el regazo.
Arrejuntar. Juntar, reunir.
Arremangar. Levantar, recoger hacia arriba las mangas o la ropa.
Arrepañal. Coger, asir, recolectar frutos pequeños.
Arrepío. Violencia súbita, movimiento rápido que asusta y extraña a los demás.
Arriar. Cobijarse de la lluvia o inclemencias del tiempo.
Arringao. Persona, objeto o animal al que le cuesta mantener la carga que lleva encima.
Arringar. Quebrar, romper, caer al suelo por efecto de una carga excesiva.
Artesuela. Artesa. De origen incierto. Cajón cuadrilongo, por lo común de madera, que por sus cuatro lados va angostado hacia el fondo. Sirve para amasar el pan y para otros usos.
Arzuelo. Orzuelo.
Asentao. Pan asentado, del día anterior que ha perdido las características del pan reciente. Sosegarse, calmarse.
Asolanarse. Dañar o echar a perder el viento solano alguna cosa, como frutas, legumbres, mieses, vino, etc,. Estar asolanado, produciendo dolor de cabeza, en general mal estar de esta, producido por una insolación.
Asqui. Aquí.
Astil
. Del latín hastile. Mango ordinariamente de madera, que tienen las hachas, azadas, picos y otros instrumentos semejantes.
Atajar. Dividir rebaños en atajos o porciones o disgregar de él una parte.
Atajarre. Pieza de la albarda que se apoya en las nalgas de la caballería impidiendo que la albarda se desplace hacia delante cuando camina cuesta abajo.
Atirbar. Pegar con un objeto al lugar deseado o donde se apunta.
Atorar. Del latín obturare, cerrar. Atascar obstruir
Atortar. Aplastar, echar en el suelo.
Atrochar. Ir por la trocha o a campo atraviesa para llegar más pronto que por el camino al sitio a donde alguien se dirige.
Aviar. Poner la ropa nueva para salir, estar listo, preparado.
Avisijo. Acción de avisar a los invitados de una boda, para comunicarles la próxima celebración.
Aviste. Avistar.
Azahor. Sauce, que florece en enero, típico de las zonas húmedas.
Azarar. Azorar. Conturbar, sobresaltar, avergonzar.
Badila. Del latín batillum. Paleta de hierro u otro metal, para recoger y mover la lumbre de la chimenea y brasero.
Balaustre. Cada una de las columnitas que con los barandales forman las barandillas o antepechos de balcones, azoteas, corredores y escaleras.
Bandujo. Despreocupado, persona con dejadez, mal vestido, poco delicada y detallista.
Baramonte. Por lo general de agua, baramonte de agua, aplicado a las crecidas de la garganta.
Barbá. Tocino de la inferior de la mandíbula de los cerdos.
Barranquera. Barranco. De origen incierto quizás prerromano. Despeñadero precipicio. Quiebra profunda producida en la tierra por corrientes de agua u otras causas.
Bardón. Aro que cuelga del yugo y por el que se mete el arado, sirviendo de unión entre el yugo y el arado.
Barrigá. Parte curva de las paredes de piedra que están mal construidas o que por un exceso de peso se va formando y aumentando hasta que llega a caerse.
Bencijón. Empujón, desplazamiento brusco.
Benza. Tendones de la carne o partes duras las verduras y frutas.
Berbajo. Refresco que se le da a los animales.
Berbajoso. Persona basta, sin educación a la hora de comer, que come atropelladamente. Persona que no vocaliza bien y es difícil de entender.
Berrenda. Del latín variandus, variar, presentar diferentes matices. Manchado de dos colores por naturaleza o arte.
Berrinche. Del latín verres, verraco. Coraje, enojo grande y más comúnmente en los niños.
Berriondo. Macho o hembra en celo.
Betijo. Del latín vitticulum, venda, palito de brezo que se les pone a los chivos atravesado en la boca por encima de la lengua, de modo que les impide mamar pero no pacer, sujetado con una cuerda atada en los extremos y enganchado en los cuernos.
Bica. Orinal, escupidera.
Biendro. Criba del grano y legumbres
Bique. Orinal, escupidera.
Bocao. Freno de las caballerías.
Bochinche. Porción de liquido guardado en la boca.
Bocín. Del latín buxis, pyxis, caja. En los molinos de cubo, agujero estrecho por donde cae el agua al rodezno.
Bofes. Voz onomatopéyica. Pulmones.
Bolindre. Canica.
Borrajo. Brasa.
Boto. Bota alta enteriza.
Bracilete. Cogidas del bracilete, agarradas de los brazos para pasear, ir a misa, en la procesión.
Bregar. Del gótico, brikan, golpear. Luchar, reñir forcejear unos con otros. Ajetrearse, agitarse trabajar afanosamente. Luchar con los riesgos y trabajos o dificultades para superarlos.
Broza. De origen incierto. Maleza o espesura de arbustos y plantas en los montes y campos en forma de despojos.
Bruces. De origen incierto. Caer boca abajo.
Buche. Burro recién nacido mientras mama. Bolsa membranosa que comunica con él estomago de las aves, en la cual se reblandece el alimento.
Bufío. De bufar, voz onomatopéyica. Expresión o demostración de enojo o enfado.
Bujero. Agujero.
Bujío. Cutrichil, escondite pequeño.
Bulla. Griterío o ruido que hacen una o más personas.
Buraco. Agujero abertura redonda. Esta palabra procede del portugués "buraco"
Bureo. Del francés bureau. Entretenimiento diversión.
Burro. Escalera triangular, de dos patas, acabada en punta la cual se apoya en una horca de árbol al que se le están recogiendo los frutos.
Bútago, Chorizo de. Chorizo hecho con los bofes del cerdo y partes menos noble.
Ca. Casa. “Voy en ca mi tío”
Cabachá. Siembra a golpes.
Cabezudo. Renacuajo.
Cabrial. Cabrio de la armadura del tejado
Cabrilla. Manchas coloradas que salen en la piel como consecuencia de una exposición larga al sol de verano.
Cabuchear. Acción de cabar.
Cabusía. “dar cabusía”, dar cabida.
Cacha. Nalga.
Cachaparro. Cacharro poco nuevo.
Cachaza. Lentitud y sosiego en el modo de hablar o de obrar, frialdad de animo.
Cachomenú. Embutido de gran diámetro, hecho con sangre cocida de cabra u oveja.
Cachuelas. Molleja de las aves.
Cacipla. Cuenco pequeño.
Cagaluta. Cagarruta.
Cagarrope. Pájaro
Cagarruceo. Nevada somera de menos de un centímetro y de nieve ratonera.
Calabarnero. Calor.
Calaboza. Hoz con mango largo para rozar maleza de gran tamaño.
Calambuco. De cala-ba. Cuenco grande, o cualquier utensilio de tamaño más o menos grande en el que se acarrea agua.
Calbotes. Castaña asada.
Caldereta. Guisado que hacen los pastores con carne de cordero o cabrito.
Calderilla. Caldera pequeña para llevar agua.
Calentura sorda. Pupa, erupción en los labios.
Camella. Del latín camella, escudilla, gamella. Artesa que sirve para dar de comer y beber a los animales, para fregar, lavar y otros usos.
Camellón. Artesa cudrilonga para abrevar el ganado
Camisa. Del bajo latín camisia, de origen incierto. Epidermis de los ofidios, de la que el animal se desprende periódicamente.
Campanillá. Tocar los campanillos a los viudos y viudas que se disponen a casar o comienzan a vivir juntos.
Campanillo. Cencerro de cobre o bronce en forma de campana.
Cancamurria. Murria. De origen incierto. Especie de tristeza y cargazón de cabeza que hace andar cabizbajo y melancólico al que lo padece.
Canchal. Origen incierto. Piedra grande descubierta.
Canchera. Piedra más o menos lisa que aflora a la superficie y de un tamaño considerable.
Canchúo. De gran espesor.
Candelita. Castaños en candelita, se dice cuando este árbol está florecido.
Candelón. Carámbano.
Cangilón. Tal vez del latín congius, congio. Vasija de barro o metal que sirve para sacar agua de pozos y ríos, atada con otras a una maroma doble que descansa sobre la media de la noria.
Canilla. Del latín cannella, caña. Cualquiera de los huesos largos de las piernas desde la rodilla al tobillo.
Cano. Rubio.
Cansino. Aplíquese al hombre o al animal cuya capacidad de trabajo está disminuida por el cansancio. Persona que resulta pesada en el trato.
Cantaera. Repisa en la que se guardaban los cántaros.
Canterón. Extremo de la barra de pan.
Caparro. Insecto que suele vivir en las zahúrdas abandonadas, su picadura es peligrosa provocando fiebres.
Caraba. Del árabe qaraba, aproximación. Jolgorio, juerga, conversación.
Carabone. Escobas de alta montaña.
Carcañal. Calcañar
Cárcavo. Del latín caccabus, olla, influenciado por concavare, cavar. Cóncavo del vientre del animal.
Cardena. De pelo negro y blanco formando una capa más o menos gris.
Carea. Perro carea, encargado de carear al ganado según las órdenes del pastor.
Carear. Acción y efecto de carear o dirigir el ganado hacia alguna parte.
Careto. Ganado o caballería con franja en la cabeza de distinto color al resto.
Cargurar. Funcionar.
Carrancla. Carlanca. De origen incierto. Collar ancho y fuerte, erizado en puntas de hierro, que preservan a los mastines de las mordeduras del lobo
Carraspera. Cierta aspereza de la garganta, que obliga a desembarazarla tosiendo.
Carretillas. Útil de hierro o madera que va encima de la albarda y que sirve como apoyo para transportar la carga.
Carrozo. Orujo de la aceituna una vez extraído el aceite.
Carzoná. Embriaguez, borrachera.
Carzona. Pantalón corto.
Cascajo. Guijo, fragmento de piedra y de otras cosas que se quiebran. Monedas de vellón sueltas.
Cascarria. Suciedad adherida a la piel que salta a la vista.
Cascavelá. Montar a la cascavelá, montar encima de los hombros.
Casquiza. Lumbre de gran viveza y con mucha llama.
Cataplines. Testículos.
Cayá. Del latín caia, garrote, bastón rústico corvo.
Cegajina. Niebla producida por nubes de poca altura que se encuentran con las montañas.
Cegañuto. Corto de vista.
Cenutrio. Lerdo, zoquete, estúpido.
Ceporro. Persona torpe e ignorante.
Cermeño. Hombre tosco, sucio, necio. Pera de muy pequeño tamaño de sabor muy agradable.
Cérrimo. Acérrimo. Del latín acerrimus. Intransigente, fanático, extremado.
Cerrinegro. Persona con la piel oscura.
Chalán. Del francés chaland, cliente. Que trata en compras y ventas de ganado y tiene para ello mañas y persuasiva.
Chalpicar. Salpicar.
Chambergo. De Schomberg, el mariscal que introdujo la moda en el uniforme. Aplíquese a ciertas prendas del uniforme del regimiento creado en Madrid durante la menor edad de Carlos II para su guardia.
Chambra. Chaqueta gruesa.
Chamoscar. Del portugués chamuscar, acción y efecto de chamuscar
Champar. Pisar agua y mojarse el calzado.
Champlón. Persona obesa, que gusta de comer en cantidad.
Chanfaina. Guisado hecho de bofes o livianos picados.
Chapatal. Voz onomatopéyica. Charco, lodazal, ciénaga.
Chapilitear. Divertirse con el agua y los pies, bien en verano para refrescarse o en época de lluvias con las botas de goma.
Chapurreao. Hablar con dificultad un idioma.
Charpazo. Chaparrón súbito y fuerte.
Chicha. Voz infantil, italiano ciccia.
Carne comestible.
Chicharro.
Residuo de la manteca derretida.
Chichibaque. Cosa de poco valor.
Chichinabo. De poca importancia, despreciable.
Chilla. Del latín scindula. Tabla delgada de ínfima calidad.
Chinche. Carilla, legumbre.
Chinclar. Beber.
Chinostra. Cabeza.
Chiquitía. Conjunto de frutos secos y frutas típicos del otoño, castañas, nueces, almendras, manzana… que se van a comer al campo el de todos los Santos y de los Difuntos.
Chiribiqui. Persona inquieta.
Chiringuilla. Palo que apoyado en el centro sirve de diversión a los chavales, montando uno en cada extremo y subiendo y bajando continuamente.
Chiscar. Voz onomatopéyica. Sacar chispas del eslabón chascándolo con el pedernal.
Chispero. Aspersor.
Chisquero. Lugar pequeño hecho de piedras donde se meten los cabritos y corderos.
Chivero. Lugar del corral de cabras destinado a guardas los cabritos durante la noche.
Chocho. Altramuz. Ombligo
Choncho. Fruta u hortaliza que aún no está madura.
Chorra. Casualidad suerte.
Chucherías. Alimento corto y ligero, generalmente apetitoso. Hortalizas de la huerta que se cultivan en verano.
Churrepetear. Chupar con ansia, lamer con fuerza y deprisa.
Churro. Persona o animal con mucho pelo.
Cimbrear. Mover una rama larga u otra cosa flexible.
Cincho. Faja de latón, esparto o madera que sirve para dar forma a los quesos mientras se les acaba de extraer el suero.
Cirigüeña. Planta que en forma de emplasto se pone encima de las heridas para evitar infecciones y una mejor curación.
Ciste. Ajustado, apretado.
Citrón, A. A toda velocidad
Clueca
. Gallina que se echa sobre los huevos para empollarlos.
Cobra. Paga semanal de los niños.
Coco. Larva de insectos.
Cochones. Castañas secas que se reblandecían cociéndolas en agua o lehe.
Coger. Cubrir el macho a la hembra.
Cogolla. Cogollo. Del latín cucullus. Parte alta de un árbol.
Colá. Paso o servidumbre de una dehesa que no dispone de agua para el ganado hacia otra que si la tiene.
Colorín. Jilguero
Comenencia. Conveniencia.
Comistrajo. Mezcla irregular y extravagante de alimentos.
Conduermo. Persona, objeto o animal de tamaño considerable más bien poco ágil y de aspecto grotesco.
Condular. Asegurar, persistir.
Condumio. Comida.
Copa. Aguadilla.
Coquera. Herida llena de larvas.
Coquillo. Dulce.
Corcha. Corcho arrancado del alcornoque.
Corchaba.
Corchapazo. Caída al suelo.
Corcoma. Insectos coleópteros, muy pequeños y de color oscuro cuyas larvas roen y taladran la madera.
Corpanchua. Mujer gruesa y de cuerpo ancho.
Corva. Navaja de hoja curva, que se usa para vendimiar.
Coscar. Enterar, comprender.
Coscorrón. Golpe en la cabeza que no sangra y duele.
Coseta. Genital femenino.
Cosurro. Mendrugo, pedazo de pan duro.
Cotarro. Cumbre de la sierra sin llegar a ser el más alto.
Coteso. Orgulloso, soberbio.
Cotillo. Parte opuesta al filo de hachas, azadas, etc,.
Cotobillo.
Cuadril. Cadera, cada una de las partes salientes formadas por los huesos superiores de la pelvis.
Cuanti. Cuanto.
Cuarterón. Puertecilla de algunas ventanas. Cada uno de los cuadros que hay entre los peinazos de las puertas y ventanas.
Cuartillo. Medida de liquido, cuarta parte de un azumbre, equivalente a 504 ml.
Cuca. Genital femenino.
Cuerna. Vaso rústico hacho con un cuerno de res vacuna en el fondo con un taco de corcho.
Cuezo. Persona desagradable y grosera.
Culebrón. Cordón o verdugón que aparece en el pecho vientre y espalda sofocando al paciente.
Culera. Especie de bolsa de lienzo que se pone a los niños en la parte posterior, para su limpieza. Parte trasera de los pantalones o faldas.
Cura. Insecto.
Curujón. Extremo de la barra de pan y de los huesos.
Cutubía. Pájaro.
Dambos. Ambos.
Debrocar. Inclinar o ladear una vasija u otra cosa.
Denquerenque. No te hagas el denquerenque, hacerse de rogar, suplicar, el ignorante.
Derechera. Limpiar la derechera, limpiar los padrones de maleza, desde la entrada al huerto en propiedad hasta el inmediato anterior.
Desapartar. Separar, divorciar.
Descogollar. Quitar la cogolla de los árboles.
Desengrasinar. Comer alimentos ligeros, para contrarrestar comidas pesadas que se han realizado anteriormente.
Desentresijar. Desliar las tripas de los animales, cerdos, cabras…
Desfán. Desván
Desjalichao. Con la ropa mal puesta, sacada por fuera, con dejadez en el vestir.
Desollar. Quitar la piel del cuerpo de un animal.
Despanzurrar. Romper a alguien la panza.
Destruyo.
Dir. Ir.
Dispués. Después.
Divieso. Granos muy gordos y dolorosos que maduraban en forma de pus, y cuyo remedio era una hoja de cerigüeña y jeriondo.
Doblao. Desván.
Echar. Se ha echado el aire, se ha calmado.
Embochar. Atinar dentro de un agujero.
Embotar. Desafilar, reducir la capacidad de corte de los cuchillos y herramientas de corte.
Emboza. Embueza, la cabida que tienen las dos manos juntas.
Empancinar. Sobre pasar la capacidad de absorción de agua de la tierra, también aplicable a la excesiva ingestión de líquido por parte de una persona.
Empendá. Corral techado de poca altura.
Empicar. Aficionarse demasiado.
Emputecer. Perder.
Encañao. Hacer pasar el agua por caños o conductos. Sanear de la humedad las tierras por medio de encañado.
Enclenque. De origen incierto. Débil enfermizo.
Endirgar. Endilgar. De origen incierto. Encaminar, dirigir, acomodar, facilitar.
Enfurruscao. Enfadado.
Engarnio. Persona o cosa que no vale para nada.
Enguachar. Meter el bolindre en el guá.
Enguacharro. Pájaro en guacharro, cuando estos están recién salidos del huevo y carecen de plumas.
Enguarrapaero. Lugar al que se acostumbran las personas.
Engurdío. Inútil, flojo de fuerzas, también se puede estar engurdío de frío.
Engurruñao. Arrugado, encogido.
Enjuta. Del latín exsuctus, chupar.
Enmelotar. Cubrir de miel.
Entachuelao. Cubierto de tachuelas, zapatos, zahones, zuecos…
Entallar. En algunas partes, quedar aprisionado en miembro en una grieta u otra abertura.
Entenao. Hijastro, padrastro de los dedos.
Enterelío. Arrecío.
Enterquedente. Pesado, impertinente, desagradable, mezuquero.
Entrepetar. Interpretar.
Entrillar. Coger, aprisionar oprimiendo.
Enveleco. Enclenque.
Esbarillao. Ido, loco.
Escabullir. Irse o escaparse de entre las manos una cosa.
Escachapar. Desgranar el maíz. Romper en mil pedazos. Contar algo con todo lujo de detalles, cotillear.
Escachapina. De agua, lluvia fuerte. Escabechina.
Escachurrar. Romper aplastando.
Escambrión. Espino albar.
Escarchar. Partir, hendir.
Escascarar. Quitar la cáscara.
Eschangar. Romper, averiar.
Esconderiche. Escondite.
Escopeta. Mujer provocadora.
Escoyuntar. Golpe en el cuello o cabeza.
Escuajar. Limpiar y desbrozar un trozo de monte para quedarlo útil para la siembra.
Escuerzo. De origen desconocido, sapo.
Escuílla. Cuenco.
Escurcir. Resbalar, escapar.
Escurriaja. Escurriduras.
Esfaratar. Fastidiar, romper, desarmar, averiar.
Esfarrumbar. Derrumbar.
Esgañitarse. Lastimar la garganta por dar voces en demasía.
Eslabazao. Fuera de sitio y de lo normal. En el estómago, mal estar leve.
Esmamonar. Cortar los chupones o mamones.
Esmochar. Cortar la parte alta de los árboles.
Espanderetá. Cabra, oveja, vaca, muy delgado y débil.
Espanzurrar. Caer de barriga.
Esparavanes. De origen incierto. Enfermedad de los músculos flexores de las piernas, caracterizado por los movimientos que hace el animal al moverse, levantando las extremidades donde existe la dolencia como si súbitamente se quemara.
Espelde. Garbo, semblante.
Espelechar. Caída del pelo de los animales en época de temperaturas benignas.
Espelujar. Despeinar.
Espernacajones. Forma de montar a caballo.
Espetera. Tabla con garfios en que se cuelgan carnes, aves y utensilios de cocina.
Espostillón. Pedazo de pared caída.
Esprimijo. Tabla de madera en el que se aprisiona la cuajada dentro del cincho para desuerarla.
Espuntar. Mandar lejos.
Espurrear. Rociar una cosa con agua u otro liquido expelido por la boca. Los machos de las cabras en época de celo espurrean.
Estaca. Del gótico staka, palo. Rama o palo verde sin raíces que se planta para que se haga árbol.
Estacón. Olivo joven.
Estafermo. Del italiano stafermo, está firme, sin moverse. Persona que está parada como embobada y sin acción.
Estajaero. Lugar del padrón que permite desviar el curso del agua.
Estalache. Lugar para guarecerse del sol o lluvia, de construcción tosca.
Estampar. Del francés stamper. Arrojar a una persona o algo haciéndola chocar contra algo
Esterquera. Lugar donde se recoge el estiércol.
Estijera. Tijeras.
Estramontar. Perder en el monte.
Estrebedes. Trébedes. Del latín tripes, -edis, que tiene tres pies. Aro de hierro con tres pies, que sirve para poner en el fuego sartenes, calderos, etc,.
Estripar. Aprisionar algo hasta que sale el contenido de su interior.
Estrozar. Destrozar.
Estrumpir. Hacer explosión, estallar, hacer ruido.
Esvaratar. Desbaratar.
Facatúa. Destrozo, baladronada, escarnio.
Faldiquera. Faltriquera. Bolsillo de las prendas de vestir. Bolsillo que se atan las mujeres a la cintura y llevan colgando debajo del vestido o delantal.
Farrancaero. Lugar desmontado en pendiente y con la tierra suelta.
Farrancar. Producir farrancaderos.
Fato. Término anticuado. Olor especialmente desagradable.
Filitero. Cosa, persona o animal delgado.
Flama. Del latín flamma. Bochorno calor ardiente.
Florital. Árboles, plantas con gran cantidad de flores.
Formón. Pieza del arado de hierro sobre la cual se apoya la vertedera por encima y la reja por delante.
Forrajal. Abundancia en forraje.
Forriona. Reunión en la que abunda la comida y la bebida.
Fregón. Estropajo.
Freje, Sopa de. Sopa elaborada con sangre.
Fullero. Tramposo en el juego.
Fusca. Maleza, hojarasca.
Gabilla. Hace buena gabilla, conversación amistosa, buenas relaciones.
Gabio. Viga de madera.
Gacho. Zurdo.
Galana. Persona bien vestida. Cabras con capas de pelo de distintos colores.
Galapacho. Cuenco o cuerna en la que se mete la piedra de aguzar la guadaña.
Galipo. Gargajo.
Gallego. Viento del noroeste, caracterizado por ser frío y húmedo.
Gamonita. Planta liliácea.
Gandullerías. Comida muy variada pero de poca sustancia.
Garabato. Palo de madera dura que forma gancho en un extremo.
Garbana. Pocas ganas de mover el cuerpo para trabajar o realizar cualquier esfuerzo físico.
Garbeo. Paseo, acción de pasearse. Se usa sobre todo en la frase, dar o darse un garbeo.
Gargajo. De raíz onomatopéyica. Flema casi coagulada que se expele de la garganta.
Gargüero. Toda la caña del pulmón. Parte superior de la garganta.
Garimba. Botellín de cerveza.
Garrapato. Niño pequeño y pillo.
Garraspera. Carraspera.
Garulla. Echar baladronadas, contando con algún apoyo. Conjunto de nueces, avellanas y castañas. Conjunto desordenado de gente.
Gazuza. Hambre.
Gloria. Bebida a base de aguardiente, pajas de centeno, azúcar.
Gorriato. Gorrión.
Gorrón. Guijarro pelado y redondo.
Guarrapazo. Caída en plancha al suelo.
Guarrapo. Cerdo.
Guarrazo. Porrazo que se da uno al caer.
Guarrear. Sonido que emiten las zorras.
Guarro. Cuervo.
Güembre. Estolones de las plantas de fresas a partir del cual surge otro nuevo píe de la planta madre
Gurrumino. De origen incierto. Cobarde pusilánime. Chiquillo niño, muchacho.
Haba. Haba.
Haba pelúa. Haba de gran tamaño.
Habal. Plantación de habas.
Hambrina. Hambre grande o extrema.
Harnero. Especie de criba. (H múa, nota de babuesa.com)
Hartá. Saciar, incluso con exceso de apetito de comer o beber.
Hatajo. Parte del rebaño de cabras, ovejas, etc, que se han separado para el manejo del ganado o bien que durante el pastoreo se ha desgajado del rebaño. (H múa, nota de babuesa.com)
Hateao. Con ropa limpia.
Hatear. Recoger la ropa y otros objetos de uso personal, cuando se va a salir de viaje.
Hatero. El que está destinado a llevar las provisiones a los pastores.
Hato. Ropa y otros objetos que uno tiene para el uso preciso y ordinario.
Hieles. Disgustos y pesadumbres.
Higo. Higo.
Higuera. Higuera.
Hito. Del latín fictus, fijo. Mojón o poste para indicar lindes de terreno.
Ho. Hoz.
Hoce. Hoces.
Hocino. Hoz para segar mieses.
Hociquera. Limpiar la hociquera, limpiar los hocicos de restos de comida.
Hogaño. Del latín hoc, anno este año. (H múa, nota de babuesa.com)
Hollín. Del latín vulgar fullige. Sustancia crasa y negra que el humo deposita en la superficie de los cuerpos.
Hontanilla. Fuente manantial. Obra de fábrica para la fuente. (H múa, nota de babuesa.com)
Horasca. Hojarasca.
Hormiguillo. Sensación más o menos molesta, semejante a la que resultaría si por ella bulleran o corrieran hormigas.
Huélliga. Huella que deja el pie en la tierra.
Huir. Huir.
Hundear. Tirar algo lejos, a un lugar profundo.
Hurgonazo. Golpe dado con el hurgón instrumento de hierro para remover y atizar la lumbre.
Indirgar. Endilgar. De origen incierto.
Jabatá. Cortada en la mano.
Jabonera. Hierba jabonera.
Jalamio. Hambriento, de dinero y de comida.
Jancha. A jancha, a degüello.
Janchar. Romper, partir una rama.
Jañaco. Jamaco.
Jaquetona. Mujer esbelta y garbosa.
Jaramago. Planta herbácea familia de las crucíferas.
Jaramasquear. Producir ruido entre las hierbas secas o las hojas secas.
Jarana. De origen incierto. Diversión bulliciosa y alborotada.
Jarapal. Faldón de la camisa.
Jarbegar. Blanqueo de las paredes hecho con cal.
Jarracar. Cortar a las aceitunas para endulzarlas.
Jarrear. Golpear.
Jene jene. Voz para llamar a los cerdos.
Jerengoncia. Del provenzal gergons. Lenguaje de mas gusto, complicado y difícil de entender. Acción extraña y ridícula.
Jeringoncia. Ademanes.
Jeta. Del árabe jamtm, hocico. Cara humana. Hocico del cerdo.
Jostigo. Golpe de viento o de agua que hiere y maltrata la pared.
Jondalizo. Hendidura en el terreno.
Joraguo. Planta puntiseca por enfermedad, por falta de agua o por una ola de calor.
Joranzo. Jorancera. Almez.
Jorra. Animal que no está preñada.
Judiá. Acción mala, que tendenciosamente se considera obra de judíos.
Julepe. De yallab, palabra persa arabizada. Juego de naipes.
Jupear. Escarmentar.
Lagaña. De origen incierto, quizás prerromano. Legaña
Lamber. Del latín lambere, lamer.
Lambrera. Miriñaque de alambre para tapar el brasero e impedir que se metan los pies en las brasas.
Lancha. De origen incierto. Piedra más bien grande, naturalmente lisa, plana y de poco grueso.
Landrillas. Diafragma de los cerdos, que se cocina cocidas en vino y con guindillas.
Lañar. Robar.
Lapa. Piedra plana y grande.
Lasca. Del antiguo alto alemán laska. Cosa larga, ancha y poco gruesa que se corta de otra.
Lavija. Parte del arado de palo.
Lazos. Soga que sujeta la carga de las bestias a ambos lados de la albarda.
Lígrimo. Delgado.
Limpiar. Aventar el grano para limpiarlo de fusca.
Llares. Cadena de hierro, pendiente en el cañón de la chimenea, con un garabato en el extremo inferior para colgar la caldera, y a poca distancia otro para subirla o bajarla.
Llovisquear. Lloviznar.
Lobanillo. Tumor o bulto superficial y por lo común no doloroso que se forma en la cabeza y en alguna parte del cuerpo.
Lucero. Reptil que suele vivir en los prados, y que posee patas muy pequeñas.
Lumbrerá. Lumbrarada. Lumbre grande con llamas.
Lustre. Morcilla lustre de sangre.
Machón. Pieza de madera de marco de Soria que tiene 18 pies de longitud. Pilar de fábrica.
Machorra. Hembra estéril. Oveja, cabra que en festividades o bodas se mata en los pueblos para celebrar la fiesta.
Machota. Acción de machotar.
Machotar. Romper las vainas de los garbanzos con el zurriago.
Machuna. Perteneciente o relativo al macho.
Madre. Nombre con el que en los juegos infantiles se le da al que lleva la dirección del juego.
Maera. Madera.
Magro. Carne magra.
Majá. Lugar donde se recoge de noche el ganado y se albergan los pastores.
Majano. Montón de cantos sueltos que se forman en las tierras de labor.
Malejo. Menudo.
Maleto. Flaco, delgado, desmejorado.
Mamón. Chupón de un árbol. Insulto vulgar que se usa sin significado preciso.
Mandilón. Hombre de poco espíritu y cobarde.
Manijero. Del francés antiguo maisnagier. Capataz de una cuadrilla de trabajadores del campo.
Mantos. Grasas del redaño que envuelven las vísceras de los animales, en especial las mantecas del cerdo.
Maña. Destreza habilidad. Vicio o mala costumbre.
Marea. Viento blando y suave que sopla en al cuenca de los ríos, o en los barrancos.
Marmella. Del latín mamilla. Cada apéndice del cuello de las cabras.
Martingala. Del francés martingale. Artimaña artificio para engañar.
Mataúra. Llaga o herida que se hace la bestia por ludirla el aparejo o por roce con el apero.
Mazafraga. Rebaquina.
Medianil. Pared común a dos casas
Mediero. Persona que va a medias en las explotaciones de tierras.
Meguje. mejunje
Mellodía. Mediodía.
Melluco. Falto de dientes.
Melopea. Embriaguez, borrachera.
Menchero. Encendedor de bolsillo.
Merullo. Pelo totalmente alborotado.
Mezuquero. Cotilla, que gusta enterarse de todo.
Miajón. Parte pequeña de pan miaja.
Mico. Persona pequeña y muy fea.
Mierla. Mirlo.
Millo. Maíz.
Mo. Nos.
Mocho. Falto de astas. Cebada mocha.
Modorrera. Somnolencia, sopor profundo.
Modorro. Ignorante que no distingue las cosas.
Mogón. Cabezota.
Moje. Salsa de cualquier guisado.
Mojetina. Calada de lluvia.
Mojo. Musgo.
Mojoso. Mohoso, lleno de moho.
Mollinear. Lloviznar.
Molondrosco. Masa de carne picada para la elaboración de embutidos.
Momia. Carne magra y sin gordura.
Mondaja. Monda de patata.
Moñiga. Excremento del ganado caballar.
Moragá. Mucha cantidad.
Morago. Magro de cerdo asado en la brasa durante las matanzas.
Morcielago. Murciélago.
Moriero. Por lo general la taberna, por ser lugar donde la gente se enrolla y se olvida de la hora.
Morrala. Morral pequeño hecho de tela que sirve para llevar pequeñas cantidades de pienso.
Mosquil. Lugar donde se recogen las caballerías huyendo de las moscas, en las horas calurosas del estío.
Muleto. Mulo pequeño, de poca edad.
Muñuelillo. Buñuelo.
Murgaño. Araña de patas muy largas.
Narria. Del vasco narria. Utensilio para llevar cosas de gran peso.
Natura. Partes genitales femeninas.
Nevazo. Nevada intensa.
Nieve ratonera. Nieve en forma de granizos muy pequeños.
Ñascar. Morder.
Ñasco. Mordedura.
Ñispero. Fruta.
Oreja. Persona pesada socialmente, cuya compañía no es bienvenida.
Orilla. Del latín aura. Estado atmosférico del tiempo.
Oruga. Aplíquese a aquella persona que solo vive para el trabajo.
Ovispa. Avispa.
Padrón. Canal que conduce el agua de riego hasta los huertos desde la garganta.
Paí. Por ahí, en cualquier lugar sin concretar.
Palaera. Agua que corre por los padrones.
Pantalones, Tirar los. Defecar en el campo.
Papelón. Dícese de la persona que ostenta y aparenta más de lo que es.
Pardala. Siesta.
Parigüela. Parihuela. Artefacto compuesto de dos varas gruesas con unas tablas atravesadas en medio donde se coloca la carga para llevarla entre dos.
Partija. Hijuela.
Patatera. Morcilla hecha a base de patatas cocidas, grasa de cerdo y especias.
Pedrá. Golpe que se da con una piedra tirada.
Pegote. Cualquier sustancia espesa que se pega.
Peladilla. Fruta, de color rojo oscuro por una cara y casi blanco por otra, que se abre dejando el hueso limpio de carne.
Pelángano. Pelo sucio, despeinado, alborotado, sin brillo....
Pelastrear. Recoger el heno con la pelastra.
Pelijincao. Encolerizado. Pelo hincado, como los perros cuando ponen los pelos de punta.
Pellá. Del latín pilula. Masa que se une y aprieta, regularmente en forma redonda.
Pellica. Del latín pellis, piel.
Pelúa. Helada nocturna.
Penco. Caballo flaco o malatón. Persona rústica o tosca.
Peñascazo. Golpe con una piedra que se tira.
Peñiscar. Pellizcar.
Perantón. Persona muy alta.
Percudío. Suciedad que penetra en alguna cosa.
Percujo. Mal estar general, resfriado, andancio, enfermedad…
Peringolla. La parte más alta de la cogolla.
Pernetas. Con las piernas desnudas.
Perniquebrá. Pierna partida.
Perol. Vasija de metal, de forma semejante a media esfera, que sirve para cocer diferentes cosas.
Perrillo. Pieza de hierro, en forma de mediacaña arqueada y con dientes finos en la parte interior, que en substitución de la cadenilla de barbada se pone a las caballerías muy duras de boca.
Perritraco. Holgazán innato.
Perrunilla. Dulce a base de manteca de cerdo, huevo, harina y azúcar.
Pesquera. Muro para detener el agua.
Petar. Del catalán petar. Agradar, complacer.
Petrina. Cremallera de los pantalones.
Pezón. Parte interna de manzanas, peras y otras frutas del estilo que se deshecha.
Piara. Manada de cualquier ganado.
Picaúra. Picadura.
Picholetero. Higo chumbo.
Picon. Carbón vegetal.
Piergo. Insulto despectivo.
Pifia. Burla, escarnio o rechifla.
Pinche. Utensilio que sirve para pinchar los embutidos para que salga el aire que queda dentro del mismo, pueden ser imperdibles, pinchos de los naranjos, etc…
Pingajo. Harapo o jirón que cuelga de alguna puerta.
Pingolla. Cogolla de los árboles.
Pingollear. Moverse por entre las pingollas.
Pipo. Hueso de aceitunas, cerezas, etc…
Piqueta. Campanillo de mediano tamaño.
Piruleta. Pirueta, cabriola, patada, respingo.
Pisar. Cubrir el macho a la hembra.
Piso. Impuesto que ha de pagar, aquel que no siendo del pueblo y su novia si lo sea, a los quintos de ese
año.
Pitarra. Cosecha de vino.
Pitera. Brecha en la cabeza ocasionada por un golpe fuerte.
Pocho. Dícese de lo que está podrido o empieza a pudrirse, especialmente la fruta.
Podón. Herramienta para podar, con forma de hacha y de hoz.
Portales. Soportales, atrio cubierto.
Portera. Entrada a fincas y corrales más o menos móviles.
Pota. Cántaro de leche.
Prendedores. Pinzas de la ropa.
Pringá. Rebanada de pan frito en manteca o aceite.
Prisco. Fruta parecida al melocotón.
Privá. Plasta grande de suciedad o excremento echada un el suelo o en la calle.
Pruebe. Masa de carne picada preparada para ser embutida y que se come frita.
Púa cabrial. Clavo de gran tamaño.
Pujavante. Instrumento que usan los herradores para cortar el casco a las animales de carga.
Pulisa. Tierra pulisa, tierra muy suelta y fina.
Quedar. En los juegos infantiles, tocarle a uno el papel menos agradable. También es utilizado como olvidar.
Queo, De. Hablar de quedo. Con voz baja o que apenas se oye.
Querencioso. Animal que tiene mucha querencia.
Quites. Fruta que se desecha a la hora de seleccionarla.
Quizdá. Quizás.
Rabero. Rienda de las bestias.
Rabiacán. Planta de la que se cogen los zarcillos para hacer tortillas.
Rabúa. Hormiga roja de los árboles que suele ser muy agresiva.
Rácano. Tacaño, avaro.
Rachón. Ranchón. Travesaño de las rachoneras.
Rachonera. Ranchonera. Entrada a las fincas, corrales, compuesta de rachones.
Rampla. Rampa. Plano inclinado dispuesto para subir y bajar por él.
Ranear. Baño en la garganta a modo de juego y diversión.
Raneones. Chapuzones.
Ranzá. Rayos de sol que se cuelan entre las nubes de los días nublados.
Raspón. Rasponazo.
Rebacaero. Problema al que le damos vueltas y vueltas en la mente sin poder dejar de pensar en él.
Rebaná. Rebanada.
Rebaniquear. Cortar el jamón en forma de abanico para poderlo comer con mayor facilidad.
Rebaquina. Lo mismo que el rebacaero solo que lo decimos y no paramos de hablar de ello.
Reblujar. Mezclar.
Rebullir. Del latín rebullire. Empezar a moverse lo que estaba quieto.
Recadar. Recoger del latín recapitare.
Recencio. El cierzo y algunos efectos, como el frío y la escarcha.
Rechirbao. Tostado por el sol.
Rechoncho. Se dice de la persona o animal grueso y de poca altura.
Recolgaero. Columpio hecho con una soga atada a una rama de un árbol.
Refalaera. Resbaladera.
Refalar. Resbalar.
Refregón. Acción de refregar o refregarse.
Regaciones. Remedio antiestreñimiento que consistía en introducir agua templada por el ano.
Regotrar. Eructar.
Regotrío. Eructo.
Regüetrar. Eructar.
Rejilar. Del latín refilare. Moverse una persona o cosa como temblando.
Rejollao. Superficie arañada.
Rejollar. Arañar la superficie.
Rejollón. Espostillón en la pared.
Rejoyaero. Lugar muy arañado y espostillado.
Relatar. Refunfuñar o protestar gruñendo por algo.
Remostear. Pringar, quedarse pegajoso.
Remudar. Cambiarse de ropa y muda.
Remudo. Ropa interior.
Replingoso. Pringoso.
Repulgo. Pliegue que como remate se hace a la ropa en los bordes.
Rescaldo. Brasa menuda resguardada por la ceniza.
Rescocer. Escocerse.
Rescocio. Escocido.
Rescrear. No apetencia a salir o hacer ciertas actividades al aire libre por el tiempo ya sea caluroso, frío o lluvioso.
Respangilón. Ver de respangilón, ver de reojo, de pasada, rozar por el lateral.
Retortero. Andar sin sosiego de acá para allá.
Retrataúra. Retrato, foto.
Retumbío. Resonar mucho o hacer gran ruido o estruendo una cosa.
Revolandera. Veleta de tres aspas hecha de papel puesta en la punta de un palo y que al correr comienza a dar vueltas sin caerse.
Rijosa. Del latín rixosus. Pronto dispuesto para reñir o contener. Inquieto alborotado a vista de la hembra.
Ringorango. Cualquier adorno superfluo y extravagante.
Risorio. Momento en el que toda la gente se ríe por algo gracioso que ha ocurrido.
Rotabato. Fresadora.
Ruesno. Garrapata hinchada de sangre.
Saltalindes. Persona inquieta.
Saltarrostro. Salamanquesa.
Santiscario. Sacado de la cabeza.
Sapina. Planta verde que crece en la superficie del agua de los pozos, llegando a cubrir la totalidad de la superficie del agua.
Seguirilla. Chiringuilla.
Segureja. Sigureja. Hacha pequeña con astil largo.
Segurón. Sigurón. Hacha grande
Senagua. Enaguas.
Señorita. Mantis religiosa.
Seriana. Chaqueta grande.
Seroja. Residuo o desperdicio de la leña.
Sieso. Soso de ánimo.
Sincuesta. Montar a la sincuesta, llevar en las espaldas a otra persona.
Sobacá. Volumen de forraje, mijera, que se mete debajo del brazo.
Sobrao. Desván.
Socochar. Cocer lentamente.
Sofoquina. Sofoco, por lo general intenso.
Solijal. Lugar en el que sol calienta con más fuerza que en otros sitios.
Somastrapón. Porrazo fuerte.
Soñarrera. Somnolencia.
Sorbetío. Sorbido.
Sostribar. Apoyar.
Sulfatar. Impregnar o bañar con un sulfato alguna cosa.
Tabardo. Prenda de abrigo ancha y larga, de paño tosco, que se usa en el campo.
Tabarra. Molestia causada por algo pesado e insistente.
Tabarrera. Humareda. Nido de tabarros.
Tabarro. Especie de avispa mayor de lo corriente cuya picadura causa dolor intenso.
Tajá. Tajada. Borrachera.
Tajuela. Banquillo.
Talega. Del árabe ta´liga, saco o bolsa colgada. Saco o bolsa ancha y corta, de lienzo basto u otra tela, que sirve para llevar o guardar las cosas.
Tamuja. Borrachera. Planta con la que se hacen escobas para barrer.
Tángalos. Trozos de rama o ramas enteras de tamaño considerable.
Tarandango. Algo mal hecho, o que se está haciendo mal.
Telón. Arpilleras para recoger las aceitunas vareadas.
Tenedor. Insecto que flota sobre el agua apoyado en sus patas.
Teneor. Tenedor.
Teniente. Algo sordo. Dícese del estado de la fruta cuando aún está un poco verde y aguanta unos días más hasta que madure.
Tercería. Partir en tres partes la producción del campo entre el amo y el que recoge la cosecha.
Tesar. Andar hacia atrás los bueyes unidos.
Tetimamia. Animal cuyas ubres están improductivas.
Tiarrona-on. Persona muy grande
Tinao. Tenao. Cobertizo, cuadra para animales.
Tión. Hombre grande.
Tisnero. Lanchas que sobresalen de la pared, de los chozos de los cabreros, para que las chispas de la lumbre no llegasen al tejado del mismo, hecho de escobas y palos, y se incendiase.
To. Voz que indica extrañeza.
Tocarro. Tronco grueso.
Tocata. Zurra paliza.
Tollina. Somanta de palos.
Tomar. Cubrir el macho a la hembra.
Tonino. Bobo.
Torzón. Retorcijón doloroso del vientre.
Toza. Madero cilíndrico que sirve para como apoyo para cortar carne, tacos de madera.
Tracamaca. Conversación en la que una persona sólo habla de un tema hasta el punto de aburrir a los demás.
Tralla. Dar tralla, dar caña, acelerar.
Trampal. Zona muy poblada de zarzas de gran tamaño.
Trampalera. Zona poblada de trampales.
Tranca. De origen incierto. Palo o hierro que se pone detrás de la ventana o puerta para mayor seguridad.
Transío. Fatigado, acongojado o consumido de alguna penalidad.
Trapajazo. Caída estrepitosa.
Trapisonda. Embrollo, enredo.
Trashoguero. Losa o plancha que está detrás del hogar o en la pared de la chimenea para su resguardo.
Trasmallo. Del aragonés trasmallo. Arte de pesca formado por tres redes, la central más tupida.
Traspuesto. Medio dormido.
Trichina. Triquinosis.
Trojes. Apartados en los que se echaba trigo, maíz, castañas, etc… en la parte alta de las casas.
Trola. Del francés drôla, gracioso. Engaño, falsedad, mentira.
Tronao. Loco que ha perdido la razón.
Tronera. Hueco en el suelo.
Tropel. Muchedumbre que se mueve en desorden ruidoso.
Tuma. Voz para atraer al ganado.
Tupir. Hartarse de una comida o bebida.
Tupitanga. Hartura de comida.
Turmas. Del latín turma. Testículos.
Turulillo. Cagada.
Tutiplén. En abundancia a porrillo.
Vacarones. Agallas que producen los robles para combatir a los parásitos.
Vado. Del latín vadus. Lugar de río con fondo firme, llano y poco profundo, por donde se puede pasar andando, cabalgando o en algún vehículo.
Val. Vado.
Vardasca. Vara delgada y verde.
Vástiga. Vástago de árbol o de otra planta.
Vegata. Capa de pelo de las cabras.
Ventragá. Abundancia de muchas cosas que vienen juntas de una vez.
Ventril. Correa que pasa debajo del vientre.
Verriondo. Del latín verres, verraco. Aplíquese a los animales cuando están en celo.
Vicio. Estiércol.
Violero. Mosquito insecto.
Virulé. Del francés roulé. Desordenado de mala raza.
Voladizo. Que vuela o sale de lo macizo en las paredes o edificios.
Volantazo. Pedrada.
Yerba. Hierba.
Yunta. Del latín inncta, junta. Par de bueyes mulas y otros animales que sirve en la labor del campo o en los acarreos.
Zacha. Zacho en forma rectangular.
Zachar. Quitar las malas hierbas con el zacho.
Zacho. Azada con forma rectangular.
Zagardúa. Borrachera.
Zajino. Persona que no atiende a razones.
Zahones. Zahones. Especie de calzón de cuero, con perniles abiertos que llegan a media pierna y se atan a los muslos, para resguardarse el traje.
Zahúrda. Pocilga, zahúrda.
Zahurdera. Corral para cerdos, lugar muy sucio.
Zajumerio. Mezcla de crines, cascos de bestias, sal y pimienta que se introduce en un bote y a la que se le prende fuego, desprendiendo un olor nauseabundo y que se introducía en las casas, el día de la matanza, como divertimento de los muchachos
Zalique. Pedazo de pan muy grande.
Zamarruo. Estado de los árboles en el que empiezan a estallar las yemas.
Zampabollo. Comilón tragón.
Zancajo. Hueso grande de la pierna.
Zángano. Hombre holgazán que se sustenta de lo ajeno.
Zangarriana. Enfermedad leve y pasajera, que se repite con frecuencia. Tristeza, melancolía, disgusto.
Zangarro. Huesos grandes.
Zaragata. Del antiguo francés eschirgaite. Gresca, alboroto, tumulto.
Zarajuelle. Zaragüelle del árabe sarawil. Semilla de la planta de la familia de las gramíneas.
Zaramalla. Persona desastrosa, poco hábil en cualquier faena.
Zarangollo. Ensalada de pimientos asados, cebolla, tomate y aliñada.
Zarrapastroso. Desaseado, andrajoso, desaliñado.
Zarrio. Desmadejado, falto de energía. Lleno de lodo, de zarrias, zarrioso.
Zarzal. Zorzal.
Zopenco. Tonto y abrutado.
Zorongo. Sueño.
Zugar. Chupar con los labios, mamar
Zumba. Campanillo de gran tamaño.
Zumbar. Pegar, sacudir, propinar.
Zurrarse. Estar poseído por un gran temor o miedo.
Zurriagazo. Golpe dado con el zurriago.
Zurriago. Del árabe surriyaga, correa para azotar. Utensilio formado por dos palos unidos por una correa y que sirve para machotar los garbanzos
 

babuesa.com ©